viernes, 14 de diciembre de 2007

CÓMO NACEMOS...?




Según cómo hayamos sido creados, seremos.
Para el humano común, existe la Ley Causa Efecto.
Hay muchas maneras de concebir un hijo.

Si pensamos que la concepción es la perpetuidad de la vida....hay que ver a qué le llamamos vida. Generalmente se le llama vida....a la especie, a la existencia de un ser material.

Para poder trascender en la existencia humana los problemas que en ella sufrimos, es muy importante saber cómo fuimos concebidos, más allá de lo material.

Incluyendo en lo material a la mente, la emoción y la voluntad, que forman parte del alma.

Siempre cuando se concibe un hijo, es porque por lo menos en forma inconciente, ese hijo es deseado. Muchas circunstancias hacen que esa voluntad de concebir quede oculto, pero solo queda oculto a la conciencia, de modo que cuando se produce la concepción nos sorprendemos y creemos que fue causa de la falla del sistema anticonceptivo, o lo calificamos de "accidente".
Esto significa que en lo más profundo de nuestro ser, siempre somos responsables de esa paternidad, que es negada por efecto de la mente y la emoción.

El ser por nacer, percibe absolutamente toda la negación que la mamá o el papá hacen de su existencia. Es discutida su existencia.....cómo si esa existencia que abrirá los ojos en la Tierra, pudiera ser discutida.

Ese ser que abrirá sus ojos en el momento apropiado, también ha empleado su voluntad para implantarse en una familia o en la existencia de dos personas que accedieron crearla quizá en forma inconsciente.
Es decir la realidad es que desde el aspecto de la realidad de los seres....esa existencia tiene el acuerdo total....acuerdo que siempre endilgamos a Dios...no sin poca razón, considerando que los seres somos chispas divinas.

Lo que pasa después....cuando damos lugar a la existencia del mundo "ilusorio"...a lo que llamamos "realidad"...es lo que provoca los problemas en la personalidad del hijo.
Si ese niño es negado al conocerse la existencia del embarazo, si es discutido, si se alega que ha llegado en un momento inapropiado por diferentes razones....es cuestión de la conciencia humana. Estamos controvirtiendo la voluntad divina que la trajo al mundo.

Los momentos angustiosos de su madre, el ser que está creciendo en su vientre, lo va absorbiendo como un veneno que hará estragos en su futura existencia, porque esa vida que está prosperando, no tiene niveles de conciencia terrenal aún, sino que solo tiene la conciencia del Ser....por lo tanto está respondiendo a la voluntad divina de la existencia.

En el mundo existe la Ley causa efecto....que en el desarrollo de la vida se va ejerciendo inexorablemente si no podemos superarla. Esa ley, no es más que la de ojo por ojo y diente por diente.

Si la persona ha sido discutida antes de nacer y ha sido tratada como objeto después de nacida, le será muy complicada su existencia porque ha sido "cosificada" y como toda cosa ha sido producto negociable.

En primer lugar ante el conocimiento material de su existencia, ha sido negada, ha sido discutida, con lo cual la idea de la "no-existencia" y de muerte ha estado siendo recibida por ella.. Una vez nacida ha sido negociada por parte de sus padres,...con lo cual no se le ha dado el lugar que le corresponde.
Esta criatura, a lo largo de su vida....va a reclamar....reclamará cosas materiales....reclamará ser amada....reclamará a su madre porque no la defendió...reclamara a su padre porque la abandonó. En realidad lo que reclama es su "derecho a la existencia"....que le fue negado en todo momento.
Lo que no puede entender es la disociación entre el AMOR que hizo posible su encarnación y el desamor hacia ella creado por no poder sus padres resolver ante las imposiciones de la mente y la emoción para responder a los dictámenes de la sociedad. Es decir termina siendo víctima de las imposiciones sociales....y se la ha sometido al absurdo.

No hay respuesta válida para un ser que sufre esto. Solo resta que ella pueda comprender, asumir, aceptar y perdonar.
Comprender que sus padres la crearon desde el AMOR....pero la negaron por imposiciones sociales. Es decir ellos mismos negaron lo que sentían.

Asumir que vivimos sometidos a la negación de nuestro Ser y que damos erróneamente permiso a nuestra personalidad social, por encima de nuestra existencia.

Aceptar que nació en medio de una situación muy complicada de resolver.
Perdonar, entendiendo con AMOR....que sus padres no pudieron hacer otra cosa ...no viven en un medio perfecto, tampoco son perfectos y notar que hay una reparación, quizá no en el tiempo que ella esperaba, pero reparación al fin.

Importantísimo para ella es saber que la existencia en el planeta, no es precisamente la felicidad....sino que por algo venimos en las condiciones que sea...pero que lo importante es trasmutar eso que ella siente de desamor en AMOR.
Si te sientes identificado como padre o como hijo de lo que leíste, recuerda que como padre...NO SOS DUEÑO DE TU HIJO....y como hijo...TUS PADRES SON TAN SOLO TUS TUTORES y sobre todo debes saber QUE HAZ NACIDO POR DERECHO DIVINO y que ERES HIJO DE DIOS.
SOMOS UNO
Con Amor:
Eugenia

2 comentarios:

Graciela dijo...

Que bueno y reconfortante encontrarnos con todos estos blogs, que nos muestran cuantas personas estamos en este camino, cada chispita de luz que sumemos es para la evolución del planeta, para que podamos polarizar y transformar las tinieblas en luz.

Aida Fernandez dijo...

Me ha hecho muchisimo bien leer este escrito, he vivido con muchas interrogante en mi vida y continue interrogandome con el nacimiento de mi segundo hijo, pero este escrito me ha sido muy util, muchas gracias, me encanta este blog, bendiciones para usted, Dios me la bendiga ampliamente.