jueves, 22 de noviembre de 2007

Diferencias entre Rezar y Orar....!!


Orar es hablar con Dios....es conversar y si no solo hablas vos, acallas tu mente y esperas, verás que llegan las respuestas en el derecho del cerebro.

Los seres ya conectados encontramos que nuestra oración se modifica porque ya “formamos” parte del plantel del cosmos...es decir estamos con los Hermanos o ayudantes del Cristo...somos uno de ellos, de modo que en esas latitudes, el “ruego” ya no existe.

El RUEGO, es propio de los seres de la Tierra, que están “separados” del Cristo, por lo cual deben en un esfuerzo inmenso elevar sus oraciones para atravesando la densa capa del astral, poder irrumpir en el etérico donde residen las Consciencias Cristicas.

El rosario en un mantram, que va oradando esa capa hasta poder llegar al etérico, por eso es tan efectivo. Es un encadenado de “rezos” que en forma repetitiva va originando una suerte de armonía, de sonoridades que consigue llegar a dimensiones detrás o más arriba del astral.

El astral es una capa oscura que rodea a la Tierra y le pertenece...en el residen los seres terrenales, no ya en cuerpo material, sino en un cuerpo igual, pero cuerpo astral. En este sitio se encuentran aquellos que dejaron el plano de la materia, no obstante sigue siendo de la materia terrenal.

El astral es una zona llena de dolor, lujuria, desamor y no es muy diferente al plano del mundo terrenal. Quienes desencarnan y no han podido alcanzar una elevación espiritual en el residen y según el nivel en que se encuentren siguen interrelacionados con los niveles terrenales en los que estamos viviendo. Por esa razón es tan peligroso buscar vinculación con ellos como lo hacen los espíritas. Estos seres que residen en el astral suelen apetecer tener cuerpos carnales y pueden posesionarse de alguno, con lo cual esta alma que estaba en astral, pasa a habitar un cuerpo físico con las consecuencias lógicas de su intromisión o interferencia con el alma residente en ese cuerpo. Esto se llama “posesión”.

La ORACIÓN nos hace acceder a los planos Superiores, a los Seres cósmicos en evolución. Son éstos espíritus limpios que responden a las Leyes de la Gran Consciencia (Dios)...el Cristo.

Los humanos vivimos en el concepto de la “SEPARATIDAD”, de la “individuación”....y esa es la razón por la cual decimos “le pediré al Cristo, le pediré a San Francisco, le pediré a San Pío...”, pero la verdad es que estos seres forman Consciencias y no tienen masa (cuerpo) ni espacio, ni tiempo. TODOS VAN SIENDO UNO. Por ésta misma razón son MULTIDIMENSIONALES.

No hay que preocuparse si uno le pide a tal o cual...porque la verdad nos es muy difícil comprender el Quantum, el TODO...e igualmente nuestras solicitudes llegan.

En los planos de 5D a los que nos dirigimos, ya la oración del ruego no existe, puesto que nada necesitaremos y solo es PURA ALABANZA.

Como la oración es hablar con Dios, debe ser efectuada mediante elevación, mediante el Espíritu y si no solo hablamos, si podemos aquietar la mente, notaremos que ni bien se produce el “pensamiento de lo que diremos”...antes de convertirse en palabras, nos estarán respondiendo. Es que los Seres Superiores no necesitan de la palabra, la palabra se inscribe en el corazón de nosotros como tan solo un sentir y una idea.

Cuando canalizamos (esto de establecer coloquio es canalizacion) las respuestas en realidad no llegan en palabras, sino en “ideas”....que nuestra mente rápidamente decofica en palabras. Por esta razón cada canalizador, puede llegar a decir lo mismo con diferentes palabras según su modo de expresión. Por eso cuando leo por ahí que hay que traducir el idioma en que le llega al canalizador (hablo del propio canalizador), es para mí aberrante. Los Seres Superiores no hablan en diferentes lenguajes....(recordemos la Torre de Babel)....ellos son UNO...no tienen diferencias idiomáticas, es más no tienen idioma hablado, se expresan por ideas, pero no ideas de la mente humana....sino que estas ideas corresponden al conocimiento de la Ley Universal y ninguno “piensa” diferente, porque no piensan.

Entonces, la oración tiene la libertad total de lo que queremos expresar.

El REZO....es una oación “registrada”...armada...que se ha transmitido siempre respetándola. Tiene o suele tener el gran valor decir muchas cosas que apuntan a diferentes necesidades del ser humano. Por lo cual el REZO corresponde a las necesidades humanas.
Si analizamos el Padre Nuestro, veremos que contiene varias cosas:
1.- Reconocimiento del Dios y de que no está sobre la Tierra.
2.- Solicitud de que El sea quien nos de una vida divinizada (el Reino)
3.- Acatamiento a su Voluntad tanto en el plano de la Tierra como en el Cielo.
4.- Ruego del perdón
5.- Ruego de poder mantenernos materialmente (aunque hay versiones que hablan del espiritu)
6.- Ruega que seamos cuidados, custodiados para no ser alimento de las fuerzas contrarias al Plan divino que viven en nosotros (tentación)
7.- Pide liberación del mal.


Como vemos el Padre Buetro tiene en cuenta nuestras necesidades humanas.

Pero también si analizamos globalmente, veremos que está instrumentado para la situación de los humanos a los cuales los pinta como seres muy desvalidos, esos seres “caídos” en la Tierra que quieren tratar de alcanzar otras dimensiones muy superiores. Es decir fue construido pensando en lo ue el humano necesita.

Entre el rezo y la oración...no hay uno mejor que el otro...sino que según los momentos tomamos una opción o la otra. Pero lógicamente siempre deben ser emitidos desde un estado de conciencia del corazón.

Igualmente a medida que nos adentramos en el campo espiritual, comenzamos a dar prioridad a la oración por sobre el rezo...porque tomamos algo así como una identidad como Ser espiritual y nos animamos a comunicarnos por derecho propio con lo Superior. Comenzamos a sentirnos parte de lo Superior, comenzamos a trascender los niveles sepultos de la Tierra, nos vamos elevando porque hemos empezado a reconocer nuestra naturaleza espiritual..la vamos asumiendo.

A medida que vamos reconociendo nuestro Ser, nuetros Espíritu el rezo va quedando atrás, se va desarrollando la capacidad de orar...hasta que ésta también va transformándose en un coloquio. Llegado a éste punto es que nos hemos asumido como un Ser espiritual manifestado en la Tierra y sabemos que a pesar de nuestra dificultades que corresponden a la encarnación, pertenecemos a esas consciencias cristicas...que somos hermanos con los Seres que llamamos Supriores y comenzamos así a sentirnos Uno con ellos. También sentimos que el servicio nos unifica...y transforma la palabra “servicio” en “colaboración”...y en “equipo”. Así es como digo muchas veces....llegamos a “tutearnos” con estos Maestros....logramos la confianza en Ellos y la asimilación a Ellos.

Lógicamente esto es fluctuante, dado nuestra condición también humana...transitamos por el tiempo de la Tierra, por las fluctuaciones que hace que de pronto debamos rezar...orar o si estamos más alineados coloquiamos. Esto a lo largo de nuestra existencia si bien va en un camino ascendente, es intermitente, cada uno lo va sintiendo y sabe que corresponde hacer si ha perdido elevación.

Quienes estamos en este camino, llega un momento que prescindimos de tanto asistir a los templos, a las misas....y solemos preguntarnos porqué. La respuesta la hallamos en que nuestras vidas se han transformado de tal manera que no nos es imperioso ir a buscar una conexión mediante un oficio religioso, sino que todo el día estamos en la búsqueda de esa conexión en cualquier tarea que nos estemos desempeñando. Cabe acotar que para éste momento, ya hemos de haber dejado muchos hábitos mundanos....como son las distracciones que nos proponen la televisión, escuchar la radio para no sentirnos solos....las charlas vanas que duran horas con los amigos...la extendida preocupación en tiempo por asuntos que debamos resolver...las planificaciones tendientes a solucionar nuestras necesidades...etc.

Digamos que para este entonces....estaremos viviendo la vida ordinaria como si fuera extraordinaria (frase extractada de una de las explicaciones de las runas). Vivimos en la Tierra...espiritualizando nuestra condición humana.

La Soledad NO EXISTE en una persona que ha alcanzado este estado....y si la sintiera...ahí sabrá que debe hacer....Sentir soledad es sentirse humano....es una carencia, por lo cual, comenzará a rezar....y orar...hasta restablecer el vínculo que acallará todo el sentimiento de soledad.....porque sentirse solo..es sentirse desgajado de nuestra familia cósmica.

La soledad solo corresponde a los planos de la materia...esos planos que reclaman pertenencia, porque actúan desde la “individuación”....cuándo podemos sostenernos en niveles de ascensión, vamos “unificándonos”, por lo cual la soledad no existe más.


Explico ésto, porque he notado caras de espanto cada vez quye recomiendo SILENCIO...NO A LA TELEVISION....A LA RADIO ....pero hermanos, si no hacemos SILENCIO, no podremos registrar los casi imperceptibles sonidos de las dimensiones más sutiles.


SOMOS UNO:

Con Amor:

Eugenia